El Blog

Prometo Serme Fiel

Prometo serte fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, amarte y respetarte todos los días de mi vida…Se recitaban uno al otro sosteniendo sus manos, mirándose embelesados con toda la esperanza depositada en esa apuesta que acaban de hacer.

Me puse a pensar en la cantidad de cosas que prometemos, ofrecemos y regalamos a la gente, a la pareja, a los papás, a los hijos, a los amigos ¿y a mí? ¿A mí que me prometo? ¿Será que somos capaces de darnos el mismo cariño que les damos a los demás? ¿Por qué todos se merecen mi amor,  tiempo y cuidados menos yo?

Al fin de cuentas la única persona con la que estoy segura pasaré el resto de mis días es conmigo entonces invertir en mí hace sentido ¿no? No es egoísmo sino amor propio.

Y quise entonces más que nunca hacer un compromiso de aquí hasta que el último rayo de luz entre por mis ojos.

Yo me prometo:

Serme fiel, a mis principios, a mis ideales, no traicionarme por pena, no fingir por agradar a alguien más, ser fiel a lo que quiero y tener el valor de pelear por ello. Serme fiel y respetar mis tiempos, darme espacios, no hacer cosas que en el fondo no quiero, serme fiel y no engañarme por nada ni por nadie.  Ser fiel a mis valores, a lo que creo. Ser yo cuando estoy sola, ser yo cuando estoy acompañada. Serme fiel.

En lo próspero y no crecerme de más cuando las cosas van bien, recordarme constantemente lo que soy, de donde vengo y mi propósito en la vida. En lo próspero y no olvidarme nunca de ser gentil con todos los seres y conmigo y sentirme grandemente agradecida por cada cosa por pequeña que sea. Ser humilde en la prosperidad que cuando hay abundancia muchos pierden el piso y la inevitable caída los destruye. En lo próspero y dar sin arrogancia, que la vida es una montaña rusa, a veces estas arriba y otras abajo.

En lo adverso y tenerme paciencia en los días duros que se vuelven tan dolorosos que pareciera que no se terminan. Aprender la lección cuando se presenta y crecer con ella lo más que se pueda. En lo adverso y no dejar que el hubiera se anide en mi alma, no llenarme de arrepentimientos y vivir bajo la convicción de que las cosas no suceden por algo sino para algo y obligarme a ver lo positivo en cada situación.  En lo adverso e intercambiar la culpa por responsabilidad y crecimiento. Entender que cada persona puede ser un maestro y que cada situación nos trae una enseñanza nueva. En lo adverso y grabarme que todo pasa y que no pasa nada que aun el día más negro se acaba que aun la tristeza más grande se difumina y el paso de las horas le da a todo un propósito y una razón. En lo adverso entendiendo que ni lo próspero ni lo adverso duran para siempre.

En la salud, aceptar cuando la vida me entrega a manos llenas y ser compartida, que todo en esta vida es siembra y cosecha.  En la salud y no autosabotear mi felicidad, no traer dramas innecesarios, no empezar a buscar peros, porque a ser feliz también se aprende, y si no, se nos escapan los momentos buenos entre las manos. Poner semillitas en la tierra también en los días de sol y abonar las plantitas, que los de lluvia invariablemente han de venir. En la salud y no ser soberbia, en la salud y no dar todo por sentado.

En la enfermedad, en las dificultades tratarme con la amabilidad y el amor con los que trataría a una persona enferma o herida. Generarme salud en cada acción. Quererme en la enfermedad y alimentar mi cuerpo y mente de pensamientos y acciones sanas, eliminar comportamientos nocivos, hacerme nuevos hábitos, más saludables, más beneficiosos. Comer mejor, dormir mejor, querer mejor, pensar mejor.

Amarme, hoy y mañana, hoy que soy tan feliz y mañana que tal vez pueda no serlo tanto, amarme aun cuando se me ocurra pensar que nadie más me ama que si mi amor es fuerte y genuino ha de bastar. Amarme, aceptarme, protegerme, quererme tal cual soy sin criticarme y juzgarme todo el tiempo. Amarme en serio, así como digo que amo a otros. Amarme y enamorarme de mi pasto sin pensar que el del vecino es más verde. No compararme, nunca, nunca compararme. Confiar que la vida con mi esfuerzo han de llevarme al mejor sitio para mí. Amarme y actuar consecuentemente, emprender acciones que hablen de amor por mí, porque si me quiero yo, si me cuido yo, seré capaz de multiplicar este amor y querer y cuidar a todo ser en este universo.

Amarme y no olvidarme de mi, ni anteponer siempre las necesidades de todos a las mías, tenerme mi cariñito, consentirme, darme tiempo, para arreglarme, para sentirme linda, para alimentar mi espíritu, para comer sano, para hacer cosas que me gustan, invertir en mi bienestar, en mí persona.

 

Respetarme, crear límites para mí y para los demás, establecer reglas y ser flexible para rehacerlas si es necesario, pero respetarme entera. Poner mi integridad física y mental por encima de todo. Alejarme de la gente tóxica, no creerme comentarios hirientes, protegerme de personas destructivas, y no permitir NUNCA que nadie me violente. Respetar mi cuerpo y mis deseos y no confundirlos con los deseos de alguien más. Terminar relaciones que no son nutritivas, tener el valor de marcharme cuando en la mesa ya no se sirve amor. Respetarme y entender que al igual que doy, me merezco recibir.

Respetar mi corazón y sus necesidades, darle espacio para estar solo, sanarlo con palabras gentiles, acompañarlo a veces. No ponerme en peligro en ninguna situación, no dejarme presionar por nadie, por la industria, por las modas, por la gente, por nadie. Vivir una vida honesta, pensando, sintiendo y haciendo lo que mi intuición me dice que es lo correcto. Escucharme. Respetar mi cuerpo, mi voluntad, mis decisiones.

Respetarme y dejarme florecer a mi tiempo y en la forma que mis pétalos quieran desplegarse.

Todos los días de mi vida, desde que me levanto con emoción por un nuevo amanecer hasta que me acuesto agradecida por lo vivido, por lo gozado y lo aprendido.

Acepto y me declaro mi propia casa, la escritora de mi historia, la responsable de mis emociones, la dueña total y absoluta de mi vida hasta que la muerte separe mi cuerpo de mi alma y entonces todo vuelva a empezar.

Clo.

prometo-serme-fiel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *