El Blog

Cómo encontrar el amor o ayudarlo a que te encuentre.

Hablé con una amiga. Eso ya empieza una historia, porque contrario a lo que piensan algunos, las mujeres no nos sentamos a hablar de hombres, de chismes y ya. Hablamos de nuestras relaciones si, y de espiritualidad, del amor en todas sus formas y colores, de metas profesionales, de luchas personales, de física cuántica, de política, de nuestras familias, de nuestros traumas. A veces también de cosas menos serias.

Entonces. Hablé con una amiga y tocamos el tema del día de San Valentín. Ella sabe del disgusto particular que me produce que la gente se enganche con fechas que nos impone la industria, pero tuvo la confianza para decirme que se sentía honestamente triste por no tener con quien compartir su 14 de Febrero.

Mi primera reacción fue decirle que tenía que aprender a mirarse en su propio espejo y percibir la gran valía que tenía como mujer, con o sin pareja. Que el primer amor es el amor propio, y que, si quería celebrar que lo hiciera ella misma, que se llevara a cenar, que se hiciera una carta, que se comparar unas flores, que se pusiera lencería sexy y se masturbara hasta el clímax, quise decirle que dejara de escuchar al internet y a la gente ignorante, y la televisión y todos aquellos que quieren decirnos qué sentir, cómo, cuándo y dónde.

Pero…por alguna razón, me callé durante unos segundos y respiré. Porque a veces uno cuenta algo a alguien no para recibir consejo ni para que invaliden nuestros sentimientos con una cantaleta como la que yo estaba punto de darle. Hablamos a veces para que el pecho no nos explote o simplemente para que nos escuchen.

Sería muy fácil para mi decirle que hay muchas maneras de sentirse amado, y que si sufre es porque quiere, pero la realidad es que nadie quiere sufrir, la realidad es que ella quiere tener a alguien con quien compartir esta vida maravillosa y el miedo de que esa persona no llegue se asoma especialmente aterrador en fechas como esta.

– Ten paciencia. -le digo-.

-¿Y si nunca llega?

¿Qué contesto? ¿Llegará? Yo no puedo asegurarle eso.

Intenté a lo largo de la conversación que ella supiera que es amada, que su vida es linda, que se ve preciosa con su vestido rojo, que es una fregona, quise decirle que yo deseaba tanto como ella que encontrara un compañero pero quise decírselo en un tono que no la hiciera pensar que era lástima o consuelo, sino mi opinión honesta, porque esa es mi opinión honesta.

Al colgar me quedé pensando. Algo habrá que pueda mejorarse. Siempre lo hay. Y no solo para ella, sino para todas las personas con ganas de encontrar pareja que hay en este mundo, todas aquellos que quieren escribir una historia de amor con alguien más.

Y así surgió la idea de compartirles los poquitos aprendizajes que yo he tenido en mi jornada. No se si estoy bien o mal (eso siempre es relativo, ¿no?) Ojalá les agregue algo de valor y que a mi no se me olvide.

  1. Hay cosas que no puedes controlar, cómo que alguien te quiera o no, pero hay otras que masomenos si, como tu carrera profesional, tu salud física, TU SALUD MENTAL Y EMOCIONAL. Las relaciones que ya tienes con otras personas. Concéntrate en ellas, trabaja en desarrollarte en todas esas áreas que también componen la integralidad de tu ser. Trabaja en tu jardín y las mariposas van a llegar solas.
  1. Cuenta tus bendiciones, porque es importante mantenerse positivo, la negatividad trae consecuencias hasta en tu salud y de nada te sirve un cuerpo achacoso o sentirte deprimido. Tener pareja no es ni lo único ni lo mas importante, pero si tu quieres encontrar una fíjate en lo que si tienes antes de pedir más.
  1. Hay que aprender a ver la vida en tonalidades, no todo es blanco y negro, no existen las relaciones perfectas ni las situaciones perfectas y cuando tienes la capacidad de apreciar las tonalidades y matices que EXISTEN tu perspectiva del otro o de la relación con el otro cambia de la misma forma tu apreciación de si alguien combina o no contigo.
  1. Haz tu lista de deseos, te lo juro que funciona, por lo menos a mi me funcionó, escribe (yo digo que lo que no está escrito no existe) todo lo que quieras encontrar en una persona y luego pon un número para priorizar. Nadie más va a ver esa lista así que hazla con honestidad sin pena a aceptar que la parte física para ti es lo más importante o que le das muchísimo valor a la parte profesional, cada quien. Primero haz la lista real y luego decide si  te gustaría poder darle más importancia a otros valores y empieza a hacer un cambio en ti. Define tus no negociables y se flexible en lo demás.
  1. Decretalo y actúa de acuerdo a eso. Equis la gente que se atreva a pensar que “andas urgida”, ellos que, a mi no me importa su opinión ojalá a ti menos. Cada quien va en busca de lo que quiere o necesita. Ve a citas, conoce gente nueva, baja la app de meetups y ve a reuniones de cosas que te gusten. Obvio que si tu quieres a alguien abstemio por ejemplo difícilmente vas a conocerlo en un bar. Inscríbete a clases interesantes, crea situaciones que te expongan a gente diferente y si no conoces a una pareja seguro si te llevas experiencias padrísimas. Sin desesperación, pero con mente y corazón abierto. Nuevo no significa otro necesariamente a veces es ver al mismo desde una perspectiva diferente.
  1. Sana tus relaciones sobre todo si andas saltando de una a otra sin darte un espacio de solitud, y aunque lleves rato soltero. A veces los fantasmas del pasado se quedan atascados por años. Te has puesto a pensar que si no te ha llegado amor duradero estable y bonito será porque ¿tal vez no estas listo/a para eso? Hay que descartar esa posibilidad. Tal vez si te llegara alguien maravilloso en este momento con tantas telarañas en la mente no serías capaz de verlo. Haz una limpia de tus relaciones pasadas, perdona, olvida, tira, regala o dona lo que no te aporte, despídete de los los recuerdos que no te nutren y haz lugar para que cuando llegue algo mas, tenga espacio para quedarse contigo.
  1. Pon mucha atención a lo que estás buscando, si tu lo que quieres es una relación de calambre, de esas que te mueven todo, que te hacen sentir mariposas que parecen mas bien terodáctilos y que te ponen a temblar hasta las rodillas, pues está padrísimo. Yo quisiera para mi amiga lo que quise para mí, una relación que mas que moverme el tapete me ayude a encontrar mi centro, que me contribuya a mi balance, que me haga sentir mariposas en el estómago, pero no cólicos de tanto golpe y aleteo, que tenga pasión pero que no me queme de tanto fuego. Cada quien quiere cosas diferentes, todo está bien mientras seas consciente de ello. Cualquier relación alineada a los deseos reales de tu corazón va a traerte armonía, cualquier relación alineada a los deseos de tu ego, o a la satisfacción de expectativas de alguien mas no creo que te de una felicidad sostenible. OJO, OJO, OJO, con la idea romantizada, idealista y poco real de lo que es el amor.
  1. Nada a la fuerza, ni pantalones que te quedaban antes de navidad, ni zapatos, ni relaciones, nada, haz esfuerzos, pero deja que las cosas fluyan. No te emberrinches, lo que no es para ti ni aunque te aferres o te lo tatúes se va a quedar en tu piel.
  1. Aun con miedo aviéntate. Si te rompieron el corazón antes, ni modo, nos pasa a todos. A estas alturas ya hemos aprendido a levantarnos, podemos con lo que sea. Obvio sé inteligente y no te avientes a lo tarugo, pero que el miedo no te mantenga guardado en una cajita de cristal si tú lo que quieres es volar y volar.

10. Uno de los más importantes para mí, sé flexible. Los deseos se cumplen, pero nunca exactamente como los pedimos, hay que aprender a reconocer las cosas            bonitas, aunque no sean exactamente como las teníamos en mente.   

   

Estoy convencida de que la vida sabe mas que nosotros y no nos da exactamente lo que pedimos sino lo que necesitamos para nuestro máximo bien.

Deseo de verdad que tengas los ojos limpios para poder verlo cuando llega y no inventarte cualquier pretexto para decir que no va a funcionar. ¿Es de verdad tan importante si está gordita o chaparrito o es más verde que príncipe azul? Si tu respuesta es sí, sigue participando. Nadie es perfecto, ni tu, ni yo, ni nadie, el amor real lleva una A de aceptación. Pero hay gente que de plano busca, aunque en el fondo no está dispuesta a encontrar.

 

Y en serio en serio en serio, hay que querernos primero para ver el amor tan inmenso que podemos compartir y que somos dignos de recibir. No hay que conformarse es verdad, pero tampoco hay que vivir con la mentalidad de “me puedo encontrar algo mejor” porque el amor de a deveras difícilmente florece en ecuaciones que tienen esto como una de las variables.

En resumen, obsérvate, límpiate, organiza tus prioridades, quiérete, ábrete, fluye, se flexible, y…

CONCÉNTRATE EN LO IMPORTANTE.

En estos tiempos si Jack conociera a Kate diría que no está listo para sentar cabeza, que quiere seguir viendo que hay en el mercado y Kate diría que algo no le encantó, que no la hizo vibrar y que se puede conseguir a alguien mejor. Si pensáramos todos así, ninguna, ninguna, ninguna historia de amor se habría escrito jamás.

Ojos abiertos, para ver el amor manifestándose, ojos abiertos, limpios, dispuestos a sorprenderse siempre.

Clo

P.D. Mi amiga me dio autorización de escribir esto.

P.D.  ¿Qué le agregarías a esta lista?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *